A MI MADRE EN SU DÍA...

Publicado en por LUIS TORRES

¿Hola mamá, cómo estás? ¿Como marcha tu vida ahora que cumplís un año más como madre? Aunque con los años hayas cambiado, seguís siendo la misma que luchaba contra la corriente para criar a tus cuatro hijos en aquellos tiempos difíciles, lo recuerdo muy bien, con un trapo hacías un traje, me diste todo lo que necesitaba y me enseñaste a valorar lo que tenía, gracias a tu ejemplo aprendí que el trabajo no es un castigo, sino una bendición.

Vos la vocación de madre la aprendiste con el tiempo, no hiciste ningún curso ni te preparaste en ninguna facultad para educar a tus hijos, solo fuiste vos misma y se puede decir que para mi fuiste una institución para aprender a querer y a quererte, para aprender a respetar y a respetarte, a valorar y a valorarte.

En tus ojos quedo mi mirada, tengo el recuerdo de mi primer día de clases, cuando me llevabas a la escuela y yo disfrutaba al verte, porque a pesar de mi insolencia, de mis malos comportamientos reiterados, vos me apoyaste y me ayudaste a salir adelante. Porque de chicos todos nos comportamos mal, o mejor dicho, cometemos esos errores pequeños para luego aprender de ellos y corregirlos. Porque es preferible equivocarse de chicos y no de grandes, cuando nuestras responsabilidades nos abruman y nos llenan de impaciencia y desesperación, y bien se puede decir que vos no te equivocaste.

Siempre quise preguntarte si tenías algún libreto para educarme tan bien y al pie de la letra, para enseñarme todas esas cosas que me enseñaste y que hasta el día de hoy me seguís enseñando. ¿Si, decime la verdad, cual fue esa mágica y maravillosa receta en la cual te basaste? ¿Te la enseño mi abuela o simplemente la aprendiste de la vida?

¿Si te digo que eres la madre perfecta, me creerías? pero lo digo de verdad, no lo digo para ganarme un lugar de privilegio entre mis hermanos, lo digo porque lo siento en el alma, y cuando te escribo se me llenan mis ojos de lágrimas, y no tengo dudas que a vos te estará pasando lo mismo, quiero decirte que si soy un hombre hecho y derecho te lo debo a vos.

A pesar de que esta carta sea silenciosa se que escucharas mi voz al leerla, como yo imaginé la tuya al escribirla, quiero decirte que eres el sol en mis días de nublados, la luna en mis noches oscuras y mi calma cuando todo parece tormentoso e intenso. Porque siempre que estoy mal pienso en vos y  que mágicamente aparecerá una sonrisa en mi rostro y sabré que estas ahí para apoyarme, como siempre lo estuviste.

Hoy 17 de octubre de 2010, quiero que sepas que te adoro, que sin vos no sería ni la mitad del hombre que soy, que sin vos mi vida no tendría la felicidad y el amor que vos supiste darle. Gracias por todo, gracias por siempre y nunca te olvides de seguir siendo la misma, no cambies nunca, no te lo digo hoy por ser un día especial, sino porque así lo he sentido todos los días de mi vida y lo seguiré sintiendo mas allá de la eternidad ¡Te quiero mamá! Luis 2010.

Etiquetado en SOCIEDAD ARGENTINA.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post

Abraham Pineda 12/06/2012 22:53

Paseaba por internet y me encontré con tu homenaje a tu querida madre, y me ha hecho recordar a la mía que ya no está entre nosotros, mi felicitación por ser un hijo de tan grande corazón.

marta 02/23/2011 14:22


luis yo no habia leido esto ! no se como se me paso x alto,que hermoso y emocionante sera para tu mamá que le digas todo eso ! lo es para mi ..imagino lo que sintio ella ,besos


Duilio Rosales 10/18/2010 04:29


Grande, loco !!! Te felicito !!! Mandale un beso grande a tu mamà. De veras que siempre la recuerdo con mucho cariño. Es una gran mujer. Abrazo !!!


silvana 10/17/2010 15:36


hermoso. no se que más decir porque ya estoy llorando. muy tierno y muy emocionante. le va a encantar leerlo, es una caricia al alma que siempre viene bien y a veces hace mucha falta!!!!!!!!